PARA ADQUIRIR CONOCIMIENTO

PARA SER MÁS SABIOS PARA REFLEXIONAR PARA EXPERIMENTAR

Incluso si eres genéticamente vulnerable a una enfermedad o depresión en particular, puedes hacer cosas para suprimir la expresión de esos genes. En otras palabras, tu experiencia puede activar, desactivar o transformar tus genes.

Hay dos fuentes de amenaza relacional para el niño cuando comienza a sentir ira y rabia hacia sus cuidadores. Una fuente es externa y la otra es interna. La amenaza externa surge cuando los cuidadores reaccionan a la ira del niño con una ira aún mayor. El síndrome del bebé sacudido es un ejemplo de esta dinámica. La amenaza interna viene con la energía de la ira misma. El niño es incapaz de albergar simultáneamente ira y amor hacia sus cuidadores. Sentir una ira intensa hacia un cuidador, en el mundo del niño, amenaza la relación de amor y apego. Para manejar la ira hacia sus cuidadores, el niño recurre a la escisión. El niño divide la imagen del cuidador en el buen cuidador y el mal cuidador, y la imagen de sí mismo en el niño bueno y el niño malo.

Reflexiona sobre un momento en que expresastes tus necesidades y alguien respondió positivamente.

¿Qué sentistes entonces?

Reflexione sobre los dilemas o conflictos centrales de su vida,

¿Cuales son?

  Existe algun área de tu vida en la que te sientas autocrítico y autorrechazado.

 ¿Qué es lo que más te asusta al sentir ira hacia alguien a quien amas?

Intenta relacionarte con otra persona de tu entorno teniendo en cuenta tus autenticas necesidades y no tanto las del otro.

¿Qué ocurrió? ¿Cómo te sentistes?

A %d blogueros les gusta esto: